Ir a Inicio
BadajozDirecto
Las cosas como son. 21 Abril 2024
Noticias
Ocio
 
Badajoz | Programas Badajoz TV
Programa Especial TV

Comparte en tu Red Social favorita:
Compartir en Facebook Compartir en Tuenti Compartir en Twitter Compartir en Hotmail Compartir en Gmail Compartir en Menéame Compartir en del.icio.us Compartir en MySpace Compartir en Orkut Compartir en Spurl Compartir en Technorati Compartir en Yahoo! My Web Compartir en Blinklist Compartir en StumbleUpon Compartir en Reddit
 
Información General


La noche de ayer sí que parecía una noche de semifinal. Todas y cada una de las agrupaciones mejoraron en relación a su intervención en la fase anterior, muchas de ellas ya buscando el colarse en la final.

Las Nenukas volvieron con más fuerza que nunca. Muy contentas, y disfrutando, rompieron el hielo quitando tiritas y curando enfermedades. Esta consulta de un centro de salud le cantó en sus pasodobles a los despidos laborales, una crítica al gobierno por hacer sentir inútil a todo aquel que tiene que enfrentarse a ese mal trago, con todas sus consecuencias. Su segundo pasodoble lo dedicaron a la enfermedad de la soledad, que a veces duele más que las demás. Tras ellos repitieron su cuplé a la Junta de Extremadura por las clases de Educación Sexual, y nos sorprendieron con otro en el que nos contaban los problemas de gases de una paciente. En general una actuación completa y bien defendida, con sus pasodobles serios y bien cantados, y un popurrí muy animado en el que no faltaron los aplausos del público. En esta fase se quedan Las Nenukas pero con mucho orgullo y muy contentas, que me consta.

En segundo lugar llegaron Mirinda Street Boys, esa agrupación que quedó en el puesto 19 tras las preliminares, y subió a semifinales gracias a la descalificación de La Mascarada, la murga de Almendralejo. Estos cantantes de pop carnavalero defendieron su repertorio notoriamente mejor que en preliminares, igualmente con ganas y alegría. Parece que la presión que se tiene en preliminares para pasar de fase, en la siguiente se pierde un poco. Y eso la verdad que es positivo, porque el público percibe mejor a la agrupación. En su caso, Los Mirinda cantaron un nuevo pasodoble a las obras de la calle Menacho, con una salvedad: esa parte con ritmo y coreografía que se repite en los pasodobles, esta vez cambiaba de letra: Aquí estoy, voy a triunfar, no esperabas tú verme en semifinal. En sus cuplés incluyeron como novedad una ocurrente manera de tratar el polémico tema del separatismo en el Estado español, con las ideas independentistas de catalanes y vascos. Una buena actuación, muy mejorada, que demostró que son una murga merecedora de semifinal.

Y tras estos cantantes profesionales, llegaron otros entendidos pero en lo suyo. Y es que para esto de viajar por el espacio hay que tener madera de astronauta. La Wasa volvió a meterse al teatro en el bolsillo, pues arrancaron sonrisas y aplausos de un público totalmente entregado. Hicieron una crítica al Nobel de la Paz de Obama y cantaron un pasodoble emotivo para las personas que estamos cerca de esta agrupación, en la que nos daban a entender que todas las piezas son importantes, y nos recordaban todos los tipos que han traído hasta las tablas en estos 7 años. Sus cuplés, cargados de humor, nos hablaron de los encuentros con una chica, que siempre se veían turbados por los agentes meteorológicos, o las discusiones con su novia, porque a los murgueros es muy difícil entenderlos, y más aún si llegan a casa con algún que otro muerdo, aunque sea de vampiro. Water Closet clavaron su actuación más todavía, disfrutaron muchísimo y me hicieron derramar alguna que otra lágrima porque es emocionante ver como después de tantos años, el público se vuelca con una murga que se lo lleva mereciendo desde hace tiempo. Enhorabuena, porque sois finalistas.

Tras el descanso volvimos a escuchar a la orquesta de moda en cualquier fiesta que se precie. La Orquesta 4E había elegido un vestuario diferente para la ocasión, pues venían todos de negro y plateado, menos el ciego, al que nadie avisó de que tenía que cambiarse de ropa. Como estos detalles pudimos observar alguno que otro más, pues podemos decir sin duda que es la agrupación que más cambios ha introducido en su repertorio al pasar de fase. En sus pasodobles reivindicaron la celebración del día de la persona estándar, o para engrandecer la figura de nuestra ciudad. En sus cuplés volvieron a hablar de Badajoz, pero esta vez la conclusión era el paro inminente que tenemos en la ciudad. Y finalmente nos contaron la que tienen que liar para alquilar una bicicleta de las que ha puesto el Ayuntamiento, algo que tampoco es tan complicado si tienes saldo de sobra en el móvil. En definitiva, de nuevo una actuación mejorada, se les entendía muy bien (en preliminares algún que otro apunte me costó) y disfrutaron a tope.

Con el agua al cuello llegaba la siguiente agrupación de la noche. Estos pececillos de Marwán nos cantaron los pasodobles más bonitos de la noche, sin duda alguna. En el primero de ellos, nos hicieron comprender mejor la enfermedad del Alzheimer, y en el segundo, la felicidad del pobre que vive con humildad. Estas letras incluso invitaban a la reflexión. Para sus cuplés decidieron hablar de un lío amoroso-familiar, y del curso de Educación Sexual. Unas voces muy cuidadas, aunque alguno que otro con una ligera afonía, y unas melodías trabajadas nos trajo Marwán, aunque un poco pobre en repertorio y rozando a veces la vulgaridad. Sin embargo, he de decir que ha sido muy buena la elección de los nuevos componentes, pues estas incorporaciones le han venido bien a la murga.

Para poner el broche de oro llegaban, a última hora, Los Murallitas. Los que la chupan por necesidad volvieron a pasar por la Ruta de la Plata para llegar a Badajoz, una ciudad tranquila para muchos, pero no para estos vampiros. Se subieron a las tablas para cantarnos, con una ilusión renovada, aunque alguno que otro estuvo un poco tenso, sus nuevos pasodobles y cuplés. En el primer caso, nos hablaron del preservativo e hicieron una dura crítica a la Iglesia por sus ideales en este sentido, unos ideales que no contemplan la transmisión de enfermedades, que es un problema real y grave en algunos países. En su segundo pasodoble nos hablaron del tipo y de sus necesidades, justificando algún que otro mordisco que se les pueda escapar. Sus cuplés fueron muy buenos, hablando del éxito del Sing Star en España y, como no, de los plátanos del Lidl. Una actuación muy completa que para mi gusto les lleva directos a la final. Olé esos Murallitas.
Galería de Fotos
Z4.7. MIRINDA STREET BOYS